Intercambio Estudiantil Escuela Margarita Naseau

Publicado 19-02-2016

El día 9 del mes de febrero del 2016 se llevó a cabo un intercambio entre los estudiantes del Liceo Francés de Santo Domingo y los estudiantes de la Escuela Margarita Naseau del sector La Barquita. Ambos grupos conformados por niños de sexto grado, con edades entre 10 y 12 años.

Es el primer intercambio estudiantil de un centro educativo privado bilingüe con la escuela básica de la comunidad de La barquita , que está ubicada en una de las zonas vulnerables de la ribera de Ozama y, que actualmente se encuentra en proceso de reubicación por iniciativa del Gobierno de la República Dominicana.

Los niños del Liceo Francés de Santo Domingo estuvieron acompañados por algunos padres y profesores de dicha institución y fueron recibidos en la Escuela Margarita Naseau por la directora, profesores y estudiantes del plantel, y además, por representantes de la comunidad.

Por su parte, los estudiantes del Liceo francés hicieron entrega de útiles escolares en calidad de donación para los niños anfitriones.

Posteriormente se trasladaron a la cancha deportiva de la comunidad donde el profesor de educación física Onésimo Montero les organizó actividades recreativas y el joven Melvin Vizcaíno les amenizó el ambiente con música movida.

Después de los juegos, ambos grupos se reunieron en los salones de la Escuela vocacional La milagrosa para socializar y compartir una merienda. Cada uno de los estudiantes del Liceo francés traía en su mochila un bocadillo diferente que, al juntar todo, se convirtió en un banquete que fue repartido entre todos.

Finalmente, los visitantes se trasladaron a La nueva barquita; el proyecto habitacional que se construye para alojar a las 1,400 familias que viven en la zona de riesgo. Conocieron uno de los apartamentos y las instalaciones de servicios del complejo de viviendas.

En general, lo más satisfactorio de esta experiencia fue poder compartir en un contexto totalmente diferente al que están acostumbrados y con niños de diferentes estratos sociales. Saber que es posible conversar, jugar y bromear con personas totalmente diferentes. Es una experiencia enriquecedora y muy gratificante, que seguramente marcará gran parte de la personalidad de los que vivieron ese encuentro.